Tipos de tratamientos

La creación de unidades específicas para el tratamiento de los Trastornos  de la Conducta Alimentaria (TCA), ha supuesto un importante avance terapéutico. El abordaje multidisciplinar representa la mejor herramienta para la recuperación del paciente.

Conscientes de ello, el centro ITEM está especializado en el tratamiento integral de los TCA. Todos los miembros de nuestro equipo (psicólogos clínicos, psiquiatras y nutricionistas), son profesionales expertos y trabajan en estrecha colaboración.

Nuestra aproximación terapéutica se realiza desde una perspectiva cognitivo- conductual. Esto significa que se interviene sobre los comportamientos, emociones y pensamientos alterados que actualmente están manteniendo el TCA. Está demostrado, que los tratamientos más eficaces, son aquellos que abordan de manera específica los síntomas centrales del problema. En ITEM utilizamos protocolos de tratamiento de eficacia probada. No obstante, el tratamiento siempre se adapta al perfil psicológico de la persona afectada, teniendo en cuenta sus condiciones clínicas y circunstancias personales.

Comenzamos el proceso de tratamiento con una cuidadosa evaluación. Un protocolo de evaluación especifico, que valora los aspectos psicológicos, físicos y sociales, ayuda a establecer un buen diagnóstico. Esto es imprescindible para que el equipo de profesionales junto con el paciente y su familia, determine la modalidad de tratamiento más adecuada. Los tratamientos pueden ser ambulatorios individuales y/o grupales. En pocos casos, es necesario un tratamiento más intensivo en régimen de hospitalización u hospital de día. Aunque la intervención psicológica es la pieza angular del tratamiento de los TCA, no podemos olvidar que nos encontramos ante un trastorno con repercusiones físicas importantes. Por ello, en ITEM se abordan éstos aspectos desde una perspectiva médico-nutricional. Nuestros pacientes son valorados por médicos psiquiatras expertos y sometidos a un protocolo de pruebas médicas con objeto de evaluar y tratar, las posibles consecuencias físicas del TCA. Así mismo, aquellos pacientes que lo requieren reciben tratamiento farmacológico como apoyo al tratamiento psicológico.Desde la implicación del paciente y su familia, abordamos los principales síntomas del problema, la normalización de la alimentación y la mejora nutricional. De manera simultánea o a posteriori se tratan las alteraciones psicológicas, familiares o sociales que puedan estar presentes. Buscamos la recuperación del paciente. Su capacitación y autonomía es nuestro objetivo final.

Técnicas de intervención